Icons

 

lunes, junio 22

SELFIE CON PABLO AMARGO



Artículo escrito por Miguel Rojo para su sección "Selfie con.." En El Comercio.
Puedes leer el artículo entero aquí.

[...] El día que visitaba su exposición, una mujer que había a mi lado contemplando sus ilustraciones, comentó: “Este tío es un genio…”. Así que me puse en contacto con él. Siempre tengo la esperanza de que algo tan bueno e incómodo como debe ser la genialidad se me pegue.

[...] Me cuenta que no espera por nadie más de veinte minutos, que al año sólo hace diez –ni uno más ni uno menos- trabajos “gratuitos” para los amigos. Y también, que no posee móvil, ni coche, ni sale de copas, y aunque tiene novia… cada uno en su casa esté.
“Pablo -le digo-, tú eres un poco freaky, no pareces de este país”. Me mira sorprendido. 

[...] “¿Una definición del arte? Yo creo que la vida tiene como micro huecos por donde la mente es capaz de pasar a otro espacio donde no hay ninguna idea del yo, es un deslizamiento de la mente para pasar de una realidad a otra, y el arte es una de las mejores llaves para llegar a ese otro espacio. Y no hablo de la fantasía, no hay nada menos imaginativo que la fantasía. El arte tiene que ver con la magia, que es algo muy distinto”

[...] “Es que el arte a partir de las vanguardias se volvió especulativo, antes estaba preocupado por representar la naturaleza y ahora al arte le preocupa la naturaleza de la representación… Yo estuve en Milán y allí hay una lata de Manzoni, y a mí me pareció fantástico… Y es que yo reivindico para el arte la capacidad de admiración y de sorpresa. El arte es una religión: hay que creer para ver y, aunque a veces nos la cuelen, prefiero ir de ingenuo y dejarme llevar por la propuesta”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario.