Icons

 

lunes, junio 10

20 AÑOS DE "NO TODAS LAS VACAS SON IGUALES"



"No todas las vacas son iguales" cumple 20 años.
Este libro fue premiado con el Lazarillo de Ilustración 1999 fue elegido en el 2000 por el Instituto Perrault de París como uno de los mejores libros europeos. Editado en su momento por La Joie de Lire de Suiza para el mercado francés y más tarde por Camelia Ediciones de Venezuela para el mercado en español. Más tarde fue editado en España por SPR/MSH y actualmente es imposible de encontrar.





"Lo que recuerdo de aquella época es que estaba ilustrando libros de texto y guías de turismo y tenía necesidad de alejarme de esos trabajos. Me fui a vivir a Asturias y estuve colaborando con estudios de diseño gráfico y también con un pequeño periódico local durante un año. Me vino muy bien para probar otras maneras de ilustrar". 


"En el año 1999 no tenía internet y el Mac con el que trabajaba era muy limitado. Las ilustraciones de este libro tienen un metro de ancho, están hechas a mano con acrílico sobre acetato. 
Aún hoy añoro aquel proceso lento, especialmente la excitación de encontrar nuevos recursos gráficos y composiciones que nunca había dibujado antes.
Pese a todo el libro me llevó sólo mes y medio. No hacía otra cosa de la mañana a la noche. Fue una experiencia intensa y que me reveló muchos de los fundamentos de la ilustración que aún practico". 



"Por entonces el sector de los libros no era, ni mucho menos, como el actual. Pensaba que hacer un libro así me iba a traer problemas, ya que el entorno era bastante conservador y no había cabida para una propuesta conceptual y llena de juegos visuales, que era algo más propio del diseño gráfico y de la ilustración de prensa.

Estaba convencido de que me había metido en un callejón sin salida porque mi manera de pensar consiste en siempre avanzar y no dibujar de dos maneras distintas, una comercial y otra personal. Así que volver a los libros de texto estaba descartado".

"No todas las vacas son iguales" se editó en el extranjero, fue la edición venezolana la que llegó a España. El libro fue un impacto en el sector editorial, los premios que recibió le ayudaron mucho. Junto a otros ilustradores que estaban surgiendo y nuevas iniciativas editoriales periféricas, el sector editorial del libro ilustrado fue cambiando".







"Después de este libro realicé "Osos de Cuento" y "Perros de la Calle" en el que ya directamente se me fue la cabeza. Los tres libros tienen el mismo escritor, que siempre me confesó que no le gustaba nada mi trabajo".






"Durante bastante tiempo, cuando llegaba a alguna redacción de un periódico me conocían como "el dibujante de las vacas". Lo cierto es que este libro me abrió muchas puertas y me permitió viajar mucho. A veces me llegaba algún correo del extranjero con fotos de ediciones piratas del libro". 








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.